Educación, imágenes y medios en la cultura digital

Inscripción abierta

Presentación

Vivimos tiempos de cambios acelerados en el ámbito de los medios y de la comunicación. La emergencia de la web 4.0, la expansión de las plataformas, los avances de la inteligencia artificial, el predominio de lo digital por sobre lo analógico y la centralidad de las redes sociales impactan en el acceso a la información, en las identidades y en los modos de habitar y percibir el mundo.

En estos tiempos, todo, al parecer, podría llegar a ser visto y exhibido, enalteciéndose el registro visual por sobre otras experiencias sensibles humanas. Las imágenes se multiplican y proliferan, las prácticas de ver se complejizan, y las imágenes son tanto sobrevaloradas como demonizadas. Ser se ha vuelto equivalente a darse a ver.

Estas transformaciones indudablemente ponen en tensión los espacios escolares, configurados bajo otros parámetros estéticos, epistémicos y comunicacionales. Si bien es cierto que a lo largo de su historia la escuela no ha sido ajena a las imágenes (a partir de láminas, pinturas, mapas, fotografías, cine) ni ha estado al margen de los medios (la prensa, la radio y la televisión) es sabido que la relación entre la educación, las imágenes y los medios no ha estado exenta de conflictos, desconfianzas y sospechas.

La escena contemporánea ha mutado y la posición defensiva de la escuela cedió su lugar al extrañamiento y a la avidez por comprender los nuevos patrones perceptivos y estéticos y las nuevas maneras de acceder y organizar el conocimiento. Los medios y las imágenes moldean las prácticas sociales de este siglo XXI e interpelan e interrogan al sistema educativo. Por este motivo, las imágenes requieren ser concebidas como algo más que meros auxiliares de la tarea escolar, y los medios necesitan ser problematizados y comprendidos y no simplemente “desmitificados” por su potencia seductora.

Educación, imágenes y medios parte de reconocer que los medios conllevan ciertos lenguajes que le son propios y es menester comprender sus reglas. Además, propone interrogar el poder de las imágenes en el mundo contemporáneo, indagando cómo se producen socialmente visibilidades e invisibilidades. Las imágenes y los medios instalan nuevos problemas que hacen al vínculo de los sujetos con el mundo y que involucran aspectos racionales, estéticos y emocionales. La escuela ya no puede estar al margen de estas interrogaciones.

Propósitos:

  • Impulsar una formación de posgrado en el campo interdisciplinario que vincula la educación, la comunicación y los estudios visuales.
  • Satisfacer las demandas de fortalecimiento del quehacer de los y las docentes, y de profesionales vinculados/as con la formación y la gestión cultural, en un contexto de profundos cambios económicos, sociales, culturales y tecnológicos.
  • Recuperar los aportes de investigaciones que dan cuenta de los debates actuales sobre imágenes, medios y educación, y poner estas contribuciones a disposición de docentes y profesionales latinoamericanos.
  • Superar los abordajes especializados, ofreciendo una mirada amplia y articulada del campo de la educación y los medios.
  • Estimular la construcción de nuevos saberes y estrategias de intervención en el ámbito de la educación y los medios, frente a los cambios globales y a las particularidades propias de cada contexto.